Slow Cooker vs. Sous Vide. ¿Cuál es mejor o cuál se adapta más a mi estilo de cocina?

En los últimos años, la cocina a fuego lento se ha puesto muy de moda. Y aunque este tipo de cocina no es nuevo, la forma de cocinar con este método ha cambiado bastante. Gracias a las dos técnicas que te vamos a comentar hoy, el Slow Cooking y el Sous Vide, podrás diferenciar en qué consiste cada una, cuáles son los beneficios de cada método y cual es la más adecuada para ti.

Slow Cooking o Cocina a Fuego Lento

¿En qué consiste el Slow Cooking?

Slow Cooking significa “cocinar a fuego lento”. Es una técnica de cocina que es casi tan antigua como el propio hecho de cocinar. En los últimos años se ha popularizado bastante esta técnica debido a que hay aparatos electrónicos que nos permiten cocinar con este método sin esfuerzo alguno.

¿Qué beneficios aporta la cocina a fuego lento?

Existe un antes y un después cuando hablamos de la cocina a baja temperatura o a fuego lento. Cualquier alimento gana muchísimas propiedades si somos pacientes y lo cocinamos durante un largo periodo de tiempo a fuego bajo. Los sabores se intensifican y se integran con los demás ingredientes. Las texturas se mantienen y se vuelven muy agradables en el paladar. Y sobre todo, las carnes, pescados y verduras se vuelven tiernas. Incluso la pieza de carne más tersa y dura se puede hacer hilos como una carrillada con esta milenaria técnica.

Las ollas lentas permiten principalmente hacer guisos muy elaborados prácticamente sin esfuerzo, ya que simplemente hay que colocar los ingredientes dentro del recipiente, poner la tapa, programar el tiempo y esperar. Son ideales para cocinar mientras estamos en el trabajo, ya que al llegar a casa tendremos hecha la comida para toda la familia. Lograremos un menú saludable, exquisito y sin emplear horas cocinando.

¿Cómo puedo hacer Slow Cooking en casa?

Mientras que el método tradicional consiste en pasar horas en la cocina removiendo nuestros ingredientes, actualmente existen soluciones tan prácticas que logran que cocinar con esta técnica sea incluso más fácil que hacerlo con un robot de cocina estilo Thermomix.

Para poder empezar a cocinar a baja temperatura con la técnica Slow Cooking necesitaremos una olla lenta o Slow Cooker, que es como se llama a estos electrodomésticos en inglés. Son ollas programables muy fáciles de usar, hechas de material totalmente antiadherente que distribuyen el calor por todo el recipiente de forma uniforme. Vienen equipadas con una tapa transparente y no es necesario colocarlas sobre el fuego, vitrocerámica o inducción, ya que se conectan directamente a la corriente eléctrica ya que disponen de sus propias resistencias.

La marca más conocida es Crockpot, aunque últimamente han salido bastantes competidores. Se venden de distintos tamaños en función del número de comensales para el que vamos a cocinar habitualmente. Son ollas muy económicas (tan solo los modelos mejor equipados superan los 100 euros) y pueden durarnos muchísimos años. Son también un buen regalo en épocas como la Navidad.

Sous Vide

En este blog hemos explicado largo y tendido sobre esta técnica, pero en resumidas cuentas se basa en cocer alimentos a baja temperatura, solo que previamente hay que hacer un proceso de envasado al vacío. Es una técnica de cocina cuyo objetivo es lograr la perfección en la cocción de los alimentos.

Se utiliza un baño de agua que se calienta a una temperatura concreta y permite cocinar con una altísima precisión. Con ello se logran unos resultados totalmente excepcionales en verduras, carnes y pescados. Se puede además utilizar este sistema para hacer yogures, postres o incluso para pasteurizar huevos, guisos o conservas dulces.

Durante la cocción no hay que hacer absolutamente nada más que esperar, por lo que también es otra buena forma de ganar tiempo en la cocina. Del mismo modo, las cocciones Sous Vide son geniales para comer alimentos saludables.

El resto de beneficios de esta técnica puedes verlo navegando un poco por esta web, pero se resumen en una mayor concentración de los nutrientes como vitaminas y minerales, mejor sabor y la posibilidad de crear texturas impresionantes experimentando con las variables de temperatura y tiempo.

Diferencias entre Slow Cooking y Sous Vide

Estas dos técnicas, aunque comparten ciertas similitudes, son bastante diferentes y no es una mejor que otra, simplemente tienen sus ventajas y sus desventajas. Si todavía no te has decidido por una olla lenta o un roner Sous Vide, te mostraremos las ventajas de cada uno para animarte a decidirte.

Ventajas de las máquinas de Slow Cooking

  • Planificación de comidas y ahorro de tiempo.
  • Sencillez. No hay que ser ningún experto para dominar la técnica.
  • Perfecto para guisar y comer platos saludables sin esfuerzo.
  • Ahorro de plástico, ya que no es necesario utilizar bolsas de vacío.
  • Bajo precio, por lo que se trata de una buena inversión a largo plazo.

Desventajas de las máquinas de Slow Cooking

  • Son algo voluminosas. Ocupan aproximadamente el espacio de una olla exprés.

En definitiva, las ollas lentas son ideales para aquellos a los que les encanta disfrutar de guisos y platos de cuchareo. Si te gustan los platos de legumbres, verduras, asados… una máquina Slow Cooker tipo Crockpot es lo más adecuado para ti.

Ventajas de los sistemas Sous Vide

  • Precisión absoluta. Sigue una receta y obtendrás los mismos resultados.
  • Planificación de comidas y ahorro de tiempo.
  • Ideal para comer platos con acabados a la altura de un restaurante de alta cocina.
  • El complemento ideal para aquellos a los que les encanta experimentar en la cocina y lograr platos resultones para sorprender a las visitas.
  • Gran variedad de opciones: existen hornos y roners. De cada tipo existen productos de distintas gamas, tanto para principiantes por precios bastante asequibles como soluciones para profesionales.
  • Si utilizamos un roner o circulador de inmersión, ocuparemos muy poco espacio en nuestra cocina.

Desventajas de los sistemas Sous Vide

  • Requiere utilizar bolsas de plástico en cada cocción individual.
  • Conforme vayamos adquieriendo experiencia, es recomendable hacerse con una serie de accesorios.

Aparatos Slow Cooker + Sous Vide 2 en 1

En ocasiones es posible que ambas técnicas te despierten cierta curiosidad y quieras experimentar con las dos. De hecho, al no ser ambos aparatos incompatibles, muchos acabamos con ambos electrodomésticos en casa.

Actualmente existen productos 2 en 1 que permiten hacer el uso de las dos técnicas. Son hornos Sous Vide (no roners) que si los llenamos de agua podemos hacer Sous Vide y si colocamos los alimentos directamente en el interior y colocamos la tapa, podemos cocinar a fuego lento guisos y demás elaboraciones.

Comparte en tus Redes Sociales:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn