Yogur Griego Casero. Receta Sous Vide

Ya publicamos hace tiempo la receta para hacer yogur casero en Sous Vide. Una receta muy sencilla de hacer y con la que se obtiene un yogur impresionante. Hoy te vamos a traer el siguiente paso, la receta del yogur por excelencia, que no es otro que el yogur griego.

¿Qué diferencia hay entre el yogur normal y el yogur griego?

Aunque seguramente tu paladar ya haya notado la diferencia de sabor y textura, seguramente te hayas preguntado alguna que otra vez en qué se diferencian estos yogures. El procedimiento que vamos a seguir para cocinarlo es realmente el mismo, pero en lo que difieren es en el contenido de materia grasa y la diferencia de acidez.

El yogur griego es más graso, tiene una textura más uniforme y agradable al paladar. La diferencia principal es el uso de nata líquida, pero a diferencia de la otra receta, tiene un paso más, que es un filtrado.

Al filtrar un yogur hacemos que pierda el lactosuero, que le da un sabor agrio. Es por ello que un yogur griego natural siempre es más agradable de comer que un yogur normal. O por lo menos, la primera cucharada es mucho más placentera.

Cómo hacer Yogur Griego en Sous Vide

Ingredientes (para 1 litro de Yogur Griego)

  • 750 ml de Leche Fresca
  • 500 ml de nata líquida
  • 125g de yogur natural o 1g de Fermento de Yogur

    El yogur natural puede ser perfectamente un vasito que nos reservemos de una semana antes. No es necesario que sea yogur griego, pero puede servirnos igualmente.

Tiempo de Cocción y Temperatura

43ºC (149ºF) durante 5 – 12 horas.

El tiempo nos dará la textura del yogur. Cuanto menos tiempo le demos, más líquido quedará el yogur una vez finalizado antes del filtlrado. Un término medio (unas 6-7 horas) está bastante bien para esta receta.

Utensilios que vamos a necesitar

  • 1 o varios recipientes de cristal con tapa hermética
  • 1 termómetro de cocina
  • Gasa o filtro de tela de cocina (pueden valer filtros de papel de café)
  • Roner u Horno Sous Vide

Preparación

Antes de hacer esta receta, te recomendamos que eches un vistazo a la receta que ya publicamos de yogur normal. En ella te explicamos paso a paso muchos detalles, como por qué hay que usar leche fresca, en qué consiste el proceso de estabilización de la leche y mucha más información.

Primeros Pasos

Al igual que en la otra receta, toca hacer el proceso de estabilización u homogenización de la leche.

  • Colocamos 750 ml de leche en un cazo junto a la nata líquida. Calentamos la mezcla de leche y nata y vamos midiendo la temperatura con nuestro termómetro. Con una espátula de silicona (es preferible frente a unas varillas), vamos removiendo la mezcla. Una vez se alcance la temperatura de 82ºC retiramos el cazo del fuego y dejamos enfriar.
  • Dejamos reposar el cazo hasta que la mezcla de leche alcance los 43ºC. Para ello, medimos de vez en cuando con el termómetro. Alcanzada esa temperatura, añadimos el vasito de yogur o en su defecto, 1g de fermento.
  • Colocamos todo en el interior de un bote grande con cierre o varios pequeños. Ten en cuenta que mientras que en el yogur tradicional podemos consumir directamente el producto del vasito en el que lo hemos cocinado, con el yogur griego no es así, ya que es necesario filtrarlo antes de consumirlo.

Proceso de Incubación en Sous Vide

  1. Precalentamos nuestro Sous Vide a 43ºC.
  2. Una vez alcanzada la temperatura, colocamos nuestro bote (sea uno o varios) en el baño de agua caliente, asegurándonos de que el agua lo cubre por completo.
  3. Dejamos incubar el yogur durante un mínimo de 5 horas, pudiendo alargar el proceso hasta las 12 horas.
  4. Pasado el tiempo, atemperamos el yogur, que tendrá una consistencia muy similar a la de un yogur normal. Ahora toca filtrarlo para que sea realmente un yogur griego.
  5. Colocamos un filtro sobre un bol. Este filtro puede ser una gasa, un filtro de tela de cocina o cualquier otro filtro fino. La idea es que por los huecos pueda pasar el suero, pero no el yogur.
  6. Si en tu cocina hace frío (en torno a unos 17-18ºC) puedes colar a temperatura ambiente sin problema. Si no, lo ideal es fijar bien el colador al bol, tapar y colar en la nevera. El proceso de colado puede tardar hasta un total de 8 horas. Podemos detener el filtrado cuando queramos, y así obtener la textura que más nos guste.
  7. Si hacemos el proceso correctamente y lo filtramos al completo, el volumen de yogur restante habrá quedado reducido prácticamente a la mitad. El líquido que queda en el bol es suero de leche, también conocido como whey, que es el suero con el que se fabrican las proteínas en polvo para deportistas. ¡No lo tires! Puedes utilizarlo para hacer panes, bizcochos, flanes… un sinfín de recetas.
  8. Servimos el yogur filtrado (ahora yogur griego) en vasitos y a disfrutar.

Yogur Griego Casero en Sous Vide. Conclusiones

No ha sido tan fácil como la receta de yogur simple, pero seguramente haya merecido la pena. Este yogur griego puede combinarse de mil formas diferente. Lo normal es servirlo junto a frutas como la fresa, frambuesa o arándanos. Y con un pequeño puñado de avena tendremos un desayuno muy saciante.

También podemos triturar algunas frutas para hacer nuestros propios sabores. Pronto publicaremos más versiones de esta receta, pero hasta que llegue ese momento te invitamos a que experimentes en casa con sabores e ingredientes. Esperamos que hayas disfrutado de esta receta y nos vemos en la proxima.

Comparte en tus Redes Sociales:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn